OrangeBlueGreen

yojimbo2

Crónica // STRYPER, Madrid - 16 de junio - Sala Joy Eslava
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

A pesar de no creer en Dios (ni tampoco en el Diablo), no podía dejar pasar la oportunidad de acercarme a la Sala Joy Eslava y escuchar el Heavy Metal cristiano de Stryper, que venían a presentar su nuevo disco de versiones, “The Covering”.

Pero antes de Stryper, nada mejor para calentar el ambiente que los irlandeses Stormzone.

Muy puntuales, y  con un caluroso recibimiento por parte del público; mientras sonaba la intro aparecieron en escena los músicos, que con John Harv a la cabeza, no dejaron de animar en los muy cortos pero a la vez intensos 40 minutos que duró su show.

Nunca antes había escuchado nada de este grupo, pero os puedo asegurar que me llevé una grata sorpresa. Con un muy buen sonido, sobretodo en la parte vocal, fueron desgranando algunos de sus mejores temas como Wasted Lives, Death Dealer o The legend carries on; donde pudimos ver el buen hacer de estos músicos encima del escenario. Supieron mantener al público en todo momento animado, gracias a los buenos solos de Keith Harris y el buen rollo que se traía Davy Bates desde la batería con todo el personal. Muy buenos cambios de ritmo, alternancia de partes cañeras con arpegiadas, guitarras dobladas… en fin, una muy buena sorpresa que dejó el listón muy alto a Stryper.

Y con media horita de retraso y toda la gente coreando el nombre de la banda, aparecieron los hermanos Sweet, acompañados de Oz Fox y Timothy Gaines. Como no podía ser de otra manera, empezaron con Sing-alone song, de “To hell with the devil”, seguida de Murder by pride y Loud ‘n’ clear, con un muy buen solo de bajo. Tras esto, una vuelta atrás al álbum “Soldiers under command”, con canciones como  The Rock that makes me roll y Reach Out, donde la gente cantó sin parar. Tras  esta vuelta a los años 80, no les quedaba otra que volver a su más afamado disco, “To hell with the devil”, tocando Calling on you, Free y More than a man.

Y tras algo más de media hora de concierto, le llegó el turno a las versiones de su último disco: “The Covering”. Sonaron Breaking the law, que para el oído experto de un fan de Judas Priest no sonó todo lo bien que podría haber sonado y Heaven & Hell, de Black Sabbath, donde Michael Sweet aprovechó para descolgarse la guitarra y presentarnos al resto del grupo. Muy buena interpretación de este gran tema, que nos dejó con ganas de más canciones del último álbum. Pero nada de eso, tras las dos versiones llegaron Surrender, All for one y The way; con las que pudimos disfrutar de grandes solos por parte de Ricardo (Oz Fox).

Demostrándonos la potencia de su voz, Michael Sweet dio por terminado el show y todos abandonaron el escenario, lo justo para volver con To hell with the devil, que nos llevó a todos en volandas al final del concierto con Soldiers under command.

Un muy buen final de concierto, que arregló en parte algunos fallos del principio, sobretodo en cuanto a sonido se refiere, pero que por lo menos a mí me dejó con un sabor agridulce.

No consiguió Stryper convencerme al catolicismo, pero si Stormzone al Heavy Metal.

 

Crónica: Marea

  Fotos: Daniel Perez

Comparte!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

nadye gira

TEXTURES

Banner-La-Critica-Musical

Contacto

Para cualquier sugerencia o petición, ponte en contacto con nosotros

info@lacriticamusical.com

La Crítica Musical, no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores en los artículos firmados o comentarios publicados.